Moda

Los Matitos son la pareja formada por Matías y Tito. Juntos han logrado darle a toda su vida un sello especial que los distingue como pareja: un sello de cariño y esmero en todo lo que hacen, y de amor a la naturaleza, a la vida tranquila y hogareña, a los detalles que hacen que las cosas sean especiales, a la familia, a sus amigos, a todos cuantos los rodean. En todo lo que hacen imprimen ese sello propio, especialmente en el trabajo, que abordan codo con codo; si bien cada uno tiene su espacio, miran hacia la meta juntos e inseparables.

Para ellos el trabajo es importante y saben que tienen que poner ese sello que han creado en cada proyecto que comienzan. Se apasionan por los detalles, por los colores, por la delicadeza, por la elegancia y por la belleza. La moda es, junto a su hogar, el espacio donde pueden desarrollar todos sus sueños, anhelos y metas. Con esta marca esperan poder compartir con mucha gente ese pequeño gran mundo que han creado.

Es un estilo de vida que tiene el sello de los Matitos y que consiste en amar las cosas bien hechas, el trabajo y el esfuerzo, en valorar los detalles, el tiempo, la naturaleza, la tranquilidad, la paz, el hogar y la familia, en saberse deudor de la herencia familiar y la historia. Y cada uno de esos elementos se plasma en todo lo que hacen, ya sea en el hogar, ya sea en el trabajo, así como en la forma de pensar, de actuar y de relacionarse con el mundo. Una persona Sweet Matitos es cercana, honrada, congruente con lo que piensa: es una persona totalmente auténtica.

El estilo Sweet Matitos confiere una seguridad que se traduce en el don de gentes, la serenidad y la alegría transmitida por una persona que lleva ese estilo de vida; es alguien que alcanza sus sueños y que sueña mucho, porque sabe que con esfuerzo y dedicación los sueños se cumplen.

Una persona Sweet Matitos vive conforme a lo que cree y lo que predica, es sincera, sin complejos ni caretas, y tiene una seguridad reservada a los que conocen bien el suelo que pisan. Siempre está conectada con la naturaleza, bien en el campo o bien en un jardín de la ciudad. Busca la paz y la tranquilidad de la naturaleza para cargarse de energía y salir a cumplir sus sueños. Vive rodeada de detalles, de objetos con un significado especial, en un ambiente familiar. Su casa es un hogar de verdad, no un lugar de paso; un hogar alegre, con luz y color, con recuerdos familiares, aunque nunca se convertirá en un museo, jamás algo estático, ya que la persona Sweet Matitos busca siempre la frescura, la brisa marina o el viento del campo, y no soportaría un lugar oscuro, cerrado, lleno de polvo y recuerdos de un pasado.

Una persona Sweet Matitos vive de verdad, valora los detalles, es feliz con lo que tiene y trabaja para alcanzar lo que se ha propuesto. Vive cada minuto disfrutándolo al máximo, pero sin dejar de perseguir la meta al final del camino. Sabe darse tiempo para disfrutar y descansar, para, así, cargarse de energía y reemprender sus proyectos con toda la pasión que la caracteriza.

En una persona Sweet Matitos siempre están vivas tanto la calma como la acción, ya que las conjuga a la perfección.

Trabajamos en concordancia con nuestra filosofía y nuestro estilo de vida; es decir que nos preocupamos de nuestro equipo igual o más que de los detalles de cada prenda, para que ambas cosas sean especiales. La ropa debe reflejar nuestros valores; por tanto, para crearla es necesario un ambiente particular, un espacio original y una manera de hacer propia. Como si fuera un invernadero donde se cultivan flores delicadas, así cuidamos a nuestro equipo. El capital humano es esencial en Sweet Matitos y que la gente que forma el equipo esté contenta, orgullosa, feliz y en absoluta armonía con nuestros valores es la única forma que conocemos de desarrollarnos todo y de ser fieles al estilo de vida que nos hemos propuesto. Solo así nuestro producto representará lo que es Sweet Matitos.